La meta inminente de todo inmigrante es la Green Card por eso te explicamos cómo obtenerla

Tips

La tan deseada Green Card,  tarjeta de residencia permanente en los Estados Unidos, continúa siendo el mayor deseo de muchos inmigrantes que llegan al país con ansias de triunfar en el ámbito económico y laboral, representa el comienzo de una nueva vida.

Ser poseedor de la Green Card ofrece estos tres derechos primordiales: vivir permanentemente en Estados Unidos, trabajar de manera legal y poder acogerse a las leyes estadounidenses tanto federales, estatales y locales.

Te sugiero obtener información en el sitio del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y otros gubernamentales, que ofrecen una orientación global sobre las diferentes opciones  para conseguir y mantener  la Green Card, así como  requisitos para aplicar a ella.

Conseguir la Green Card 

Son muchas las opciones que ofrecen las leyes de inmigración para que los  inmigrantes apliquen por una tarjeta de residencia permanente, todo depende de la situación de cada uno de ellos.

Lo que es preciso en la mayoría de los casos es contar con un familiar cercano que sirva de patrocinador  o un empleador.

De acuerdo a la información del Servicio de Ciudadanía e Inmigración las personas interesadas deben llenar como mínimo dos planillas, una petición de inmigrante y la Solicitud de Registro de Residencia Permanente (Formulario I-485).

Sin embargo, antes tienes que tener en cuenta si tu situación coincide con una de estas categorías:

-Enlace familiar

-Empleo

-Inmigrantes especiales

-Asilo

-Víctimas de tráfico humano y otros crímenes

-Víctimas de abuso

-Lotería de Visas, Ley de Ajuste Cubano (CAA) y otras categorías

-Registro

Tarjeta de residencia para un familiar

A los nacionales extranjeros que son familiares de ciudadanos americanos o residentes permanentes, el gobierno de Estados Unidos ofrece la posibilidad de conseguir la Green Card teniendo presente el tipo de parentesco.

Están los familiares inmediatos  y los familiares no directos, aquellos que las autoridades migratorias consideran como inmigrantes bajo preferencia de familia.

Las  personas que estaban casadas con un ciudadano estadounidense fallecido, pueden aplicar siempre que se muestre que el matrimonio  no fue un arreglo.

Tarjeta de residencia para prometidos y cónyuges 

Los extranjeros que se han comprometido con un ciudadano estadounidense pueden conseguir la visa K-1 que les permite entrar al país con la condición migratoria de no inmigrante y realizar el matrimonio en el término de 90 días.

Una condición esencial aparte del hecho de estar comprometidos es que los miembros de la pareja deben estar solteros y si son divorciados de uniones anteriores,  tienen que presentar la certificación de divorcio.

Si la unión es resultado del intercambio a través de la web, es preciso que se hayan visto personalmente en el término de dos últimos años por lo menos una vez.

El cónyuge no puede aplicar para esta visa si la unión matrimonial se realizó en el extranjero.

Sin embargo,  puede ser favorecido por petición familiar a través del formulario I-130, que cuando se apruebe,  debe ser tramitado en el consulado o embajada del país donde reside

Examen médico para la Green Card

Un requisito indispensable para la persona que aspire a la tarjeta de residente permanente  es  el  examen médico y de vacunación que pueden determinar si se permite o no la entrada al país, siempre que  cumpla con las condiciones de salud públicas demandadas para esto.

El examen, obligatorio para cualquiera de las formas que apliques a la residencia permanente. Es realizado por autoridades médicas, responsables de firmar el formulario I-693,  a través del cual Inmigración recibe los resultados.

Una recomendación de la agencia migratoria es que realices el examen en fecha cercana a la de la solicitud de ajuste de estatus, para garantizar que los resultados sean legítimos.

Cómo mantener la residencia permanente

Errores mínimos que el titular puede incluso no percatarse pueden hacer que una persona pierda el estatus de residente permanente o inclusa reciba una orden de deportación por parte de un juez.

El hecho de mudarse a otro país para residir de manera permanente o el estar fuera del país por un largo tiempo, sin haber demostrado que es una ausencia temporal, es un aspecto  que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración considera como abandono.

De igual manera el no declarar los ingresos al Servicios de Rentas Internas o declarar ser una persona “no inmigrante” en la planilla de declaración  es otro de los factores que afectan al residente.

Asimismo hay quienes renuncian a su status de residente y entregan al gobierno su Green Card.

VIDEO RELACIONADO:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.