Llegó como balsero y triunfa en EEUU, el exitoso cubano Joel Ferrer: el Chef de las Estrellas (fotos)

Noticias

El balsero cubano Joel Ferrer, conocido como el Chef de las Estrellas, triunfa en Estados Unidos demostrando que quien trabaja duro puede llegar a conseguir sus sueños.

Ferrer es dueño de la compañía Catering & personal chef Coco Cabana. Este cubano tiene una intensa vida en la que narra desde anécdotas como deportista de alto rendimiento, hasta superar una dura travesía por mar con destino a Estados Unidos.

“Yo me gradué como chef en Cuba. Allá llegué al más alto nivel y después de 20 años de trabajo logré escaparme de la isla en bote para llegar a México y luego a Estados Unidos”, confesó en entrevista con Andrés Quiñones, en “Historias Comunes de Gente Extraordinaria” de Univisión Atlanta y es reseñado por CiberCuba.

El cubano cuenta que tras su experiencia como balsero recomenzó su carrera estudiando en Le Cordon Bleu USA. Se estableció en Georgia donde triunfa cocinando para artistas de fama internacional que visitan el estado.

Ferrer tiene 30 años de experiencia como cocinero. En su vida profesional en Cuba trabajó codo con codo con los mejores chef del país y con muchos españoles que laboran en la isla. Formó parte del equipo de protocolo que cubría las actividades de Fidel Castro.

Al llegar a Estados Unidos el cubano comenzó a trabajar como cocinero en Miami, con el apoyo de personas que habían sido sus alumnos y amigos en la isla. Luego fue invitado a Georgia y decidió que esa sería la ciudad para instalarse y hacer crecer su familia.

“Estando en Le Cordon Bleu USA una compañía me invitó a formar parte del proyecto Coco Cabana, un local de 12 mil pies, 830 puestos para restaurantes y 3 mil para centro nocturno. Esa compañía a la vez manejaba un proyecto de contratación de artistas internacionales y me propusieron incluir en su programa el servicio de Chef Privado” contó Ferrer.

El chef cubano se mostró orgulloso de su integración en la comunidad de Georgia y señaló que este año la Cámara de Comercio de ese estado lo ha invitado a desarrollar varios proyectos.

“Nosotros decimos que todo en la gastronomía entra por los ojos primero, conquistamos la mirada de quien está en el salón y luego cuando prueban dicen ‘oh wao’ y ya se crea la combinación perfecta porque enlazamos con su corazón”, comentó.

El chef explicó que el momento más difícil que vivió fue su salida de la isla en balsa y atravesar el Golfo de México con impresionantes olas. Otra experiencia dura fue comenzar de cero en Estados Unidos sin hablar inglés, pero en todas esas batallas tuvo a su esposa a su lado, y ella es hoy vicepresidenta de la compañía Coco Cabana, su mano derecha.

“Cada evento es difícil. Las personas ven la parte agradable de trabajar con artistas, pero esto requiere un alto nivel de exigencia, lleva un alto nivel de estrés y de tensión para que todo salga perfecto”, comentó.

Ferrer alertó a los jóvenes que quieren ser cocineros que este empleo más que una profesión, es una forma de vida, una actitud que los acompaña siempre y los obliga a trabajar en largas jornadas, en cualquier horario del día.

Recordó que usualmente es una profesión en la que nadie se hace rico en los primeros años, sino que lleva mucho esfuerzo hasta conquistar un lugar en el competitivo mundo de la gastronomía.

“Lo primero que tienen que hacer es amar de verdad la cocina, no hacerlo pensando en un cheque o en que llegarán a trabajar con una celebridad. Yo como otros latinos somos ejemplos de que se puede llegar sin nada a este país y trabajando con pasión y constancia podemos lograr nuestros objetivos”, dijo el Chef de las Estrellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.