¿Puedo arreglar los papeles casándome con una ciudadana, siendo indocumentado? (video)

Durante décadas, casarse con un ciudadano estadounidense había sido una garantía casi absoluta de residencia legal, el mayor problema era comprobar que la relación era real, destaca The New York Time.

Sin embargo, con el gobierno de Donald Trump, muchos de los que recibieron órdenes de deportación se topan con que sus trabajos, casas y familias ya no son una defensa, ni siquiera para quienes se casaron con estadounidenses.

Conforme el gobierno actual detiene a miles de inmigrantes sin antecedentes penales y reforma las reglas incluso para inmigrantes legales.

Destaca el diario que muchos que han vivido sin papeles por años están buscando de manera urgente el estatus legal a través de un padre, hijo adulto o cónyuge que ya son ciudadanos o residentes permanentes.

No obstante, en un número de casos cada vez mayor, los inmigrantes con viejas órdenes de deportación que nunca fueron obligados a irse están recibiendo la autorización después de una entrevista con los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés).

Pero el diario señala que la agencia que administra los permisos de residencia y la ciudadanía, los cita, solo para que ICE los detenga.

Durante los últimos años del gobierno de Barack Obama, las autoridades dejaban en paz a la gente sin antecedentes; en vez de eso, se enfocaban en inmigrantes que habían llegado recientemente o que habían sido procesados judicialmente por faltas graves.

Sin embargo, el gobierno actual hace énfasis en que cualquiera que viva en Estados Unidos de manera ilegal es elegible de deportación, una política que ha aumentado las detenciones migratorias en más de 40 por ciento desde el inicio de 2017.

Los agentes del ICE que antes permitían que muchos inmigrantes ilegales se quedaran en el país siempre y cuando se presentaran en sus oficinas de modo regular han comenzado, durante el último año, a detener a esos mismos inmigrantes que alguna vez tuvieron citas de rutina con las autoridades migratorias.

A diferencia de aquellos que no tenían contacto previo con el sistema de inmigración, quienes ya habían recibido órdenes de deportación tienen poca, o ninguna, protección contra la deportación inmediata.

La mayoría de los que han sido detenidos por las políticas de la actual administración tenían posibilidades muy escasas de alcanzar un estatus legal en algún momento, ya fuera por casarse con un ciudadano o alguna otra medida.

En años recientes, conseguir un permiso de residencia permanente a través de sus cónyuges y familiares se había vuelto mucho más fácil para quienes estaban en el país de manera ilegal.

Hasta 2013, los indocumentados tenían que irse de Estados Unidos y esperar a que terminara su proceso de solicitud desde el extranjero, en algunos casos hasta por una década, antes de regresar con permisos de residencia permanente.

Varios abogados consultados por el citado diario dijeron que ya no podían animar a sus clientes para que asistieran a sus entrevistas matrimoniales, incluso si no asistir significaba suspender un proceso que ya había durado meses, si no es que años, y quizá miles de dólares en honorarios legales y cuotas de solicitud.

Un vocero del ICE, John Mohan, dijo que esa oficina siempre ha trabajado con otras agencias gubernamentales para reunir información con el objetivo de aplicar la ley.

“ICE no exime a ninguna clase o categoría de extranjeros susceptibles a la deportación de probables cumplimientos legales”, dijo.

“Cualquier individuo que viole las leyes migratorias podría ser objeto de arresto, detención y deportación de Estados Unidos”.

Al respecto, y analizando un caso, la abogada de inmigración Alma Rosa Nieto, en su habitual espacio de Telemundo analizó un pequeño caos y esto dijo:

Por otra parte, la abogada respondió a este caso: “Soy indocumentado y mi esposa ciudadana, ¿tengo que salir del país para obtener mis papeles?”:

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *